Google ha anunciado hoy que han firmado un acuerdo para adquirir Fibit por $2,100 millones.

Según Google el objetivo de la compra es estimular la innovación en wearables y crear herramientas que ayuden a las personas a mejorar su conocimiento, su éxito, salud y su felicidad.

Fitbit fue uno de los pioneros en el desarrollo de wearables, pero últimamente ha tenido problemas para mantenerse a la cabeza, sobre todo desde el lanzamiento del Apple Watch.

Ahora solo falta esperar a que los reguladores aprueben esta compra, y rezar para que Fitbit no acabe formando parte del famoso cementerio de proyectos de Google.