Usa contraseñas seguras

Todos sabemos la importancia de utilizar contraseñas seguras en internet, es la forma de proteger y mantener segura nuestra información personal, nuestras conversaciones privadas o nuestras finanzas.

Seguro que todos conocemos las normas básicas para tener una contraseña segura:

LONGITUD DE CONTRASEÑA

Utiliza contraseñas de un mínimo entre 8 y 10 caracteres.

LETRAS NÚMEROS Y CARACTERES ESPECIALES

Una contraseña segura debe incorporar, además de las letras, un mínimo de un número y un carácter especial.

El principal objetivo es incorporar más variables a la contraseña.

Pero ten cuidado, no uses el típico truco de cambiar una E por un 3, una I por un 1, in una A por un 4. La mayoría de programas que usan los hackers para descubrir una contraseña ya cuentan con eso.

USA MAYÚSCULAS Y MINÚSCULAS

A día de hoy la mayoría de los navegadores son “case sensitive”, diferencian entre mayúsculas y minúsculas. Recuerda que estás “hablando” con una máquina que trabaja en binario, así que una a es 0100 0001 y una A es 0110 0001.

Al igual que en el punto anterior al usar mayúsculas y minúsculas duplicamos la seguridad de nuestra contraseña.

SIN RELACIÓN CON TU VIDA PRIVADA

Toda contraseña debería ser privada y evitar el tener relación con tu vida personal.

La mayoría de las contraseñas que son robadas no son por complejos programas informáticos, son por ingeniería social y estudio de las redes sociales.

Por ejemplo, imagina que acabas de ser padre, estás orgulloso y publicas en las redes sociales “Ya ha nacido la pequeña Lucia ❤️ #Familia #23Febrero”

Al ver eso el hacker de turno no dudará en probar combinaciones de tu contraseña como Lucia2302, 2302Lucia, Lucia23, etc…

Asi que recuerda, tu contraseña no debería tener relación con tu vida.

USA CONTRASEÑAS DIFERENTES EN LOS DIFERENTES SERVICIOS

Si has seguido los pasos anteriores posiblemente tengas una contraseña segura, pero si aún así alguien consigue hacerse con ella lo importante es que no tengas la misma contraseña en todos los servicios, ya que habrías “regalado” el acceso a toda tu información.

NO GUARDES TUS CONTRASEÑAS EN PAPEL O EN UN ARCHIVO DE TU ORDENADOR

No sirve de nada tener una contraseña súper segura, si luego la escribes en un Post-It y lo pegas al monitor de tu ordenador, o si la guardas en un archivo txt en el escritorio de tu PC con el nombre “contraseñas.txt”

UTILIZA LA DOBLE VERIFICACIÓN EN TODOS LOS SERVICIOS QUE LO PERMITAN

La mayoría de los servicios que se toman en serio tu seguridad y privacidad ya incorporan el sistema de doble verificación.

Es decir que cuando introduces el usuario y contraseña se te envía un nuevo código de seguridad a tu smartphone, por lo cual ya has añadido un paso extra de seguridad.

Consejo: con los sistemas de doble verificación es recomendable utilizar dispositivos iOS bloqueados con sistemas biometricos como TouchID o FaceID.


Hasta aquí el repaso de los principios básicos para tener una contraseña segura… seguro que lo has leído pensando, “que tontería, todo esto ya lo sabia”, bien, pues te propongo un ejercicio.

Coge tu dispositivo iOS y abre Ajustes - Contraseñas y cuentas - Contraseñas de webs y apps.

IMG_3941.jpeg

Ahí podrás ver todas las contraseñas de páginas webs y Apps que están almacenadas en tu dispositivo.

Haz un poco de scroll y verás que muchas de ellas tienen un triángulo con una exclamación, eso quiere decir que esas contraseñas tiene algún problema de seguridad, ya sea porque son demasiado “débiles” o porque estén repetidas en diferentes servicios.

IMG_3942.jpeg

Y todavía mejor iOS nos ofrece un enlace directo para cambiar la contraseña en la web en cuestión.

Asi que ya tienes un trabajo pendiente, actualiza tus contraseñas y protege tu vida digital.