En este articulo os voy a hablar sobre la importancia de optimizar las imágenes correctamente antes de subirlas a tu pagina web.

Optimizar las imagenes

¿Y porqué es tan importante optimizar las imágenes?

La optimización de las imágenes de nuestra web es importante por varios motivos:

 

• Hoy en día casi el 50% de visitas a una web provienen de un dispositivo móvil y hay que pensar que la mayoría de conexiones 3G o 4G no son tan rápidas como desearíamos, por eso optimizando nuestras imágenes reduciremos considerablemente el tiempo de carga de nuestra web en dispositivos móviles. (Y de paso haremos que nuestros visitantes gasten menos en su tarifa de datos).

 

• Posicionamiento SEO: Haciendo un buen uso de las imágenes podemos aumentar el tráfico de nuestra web, nuestra imagen ya no sólo aparecerá en la búsqueda por imágenes se Google, y ahora también puede aparecer en la búsqueda universal, así que deberemos realizar una revisión del SEO de nuestras imágenes como el atributo ALT, el nombre del archivo, los datos EXIF, el peso y tamaño, etc… (en breve escribiré un artículo sobre el SEO para imágenes).

 


 

 

OK, ahora tenemos claro que hay que optimizar las imágenes antes de subirlas a la web pero ¿Como optimizar las imágenes?

 

La primera opción es la más común, usar Photoshop.

 

Abrimos la imagen en cuestión y usamos la opción “Guardar para web…

 

Pero este método tiene varias pegas, no todo el mundo tiene Photoshop instalado y no todo el mundo sabe usarlo.

 

Además Photoshop se ha convertido en un devorador de memoria RAM y es un programa demasiado pesado para realizar una tarea tan básica como la compresión y optimización de una imagen.

 

Así que, la segunda opción que yo os recomiendo usar Compressor.io.

 

Optimizar las imagenes

 

Se trata de una aplicación web con la capacidad de comprimir y optimizar imágenes llegando a reducir el tamaño de una imagen hasta el 90%.

Compressor.io soporta cuatro tipos de archivo:

  • JPEG
  • GIF
  • PNG
  • SVG

 

Las imágenes las podemos subir de dos modos diferentes; haciendo uso del cargador de imágenes o usando el “arrastrar y soltar” que lo hace todo más cómodo.

Una vez subida la imagen que deseamos optimizar tendremos la opción de seleccionar la compresión sin perdida de calidad o la compresión máxima con una ligera perdida de calidad.

Sea cual sea la que seleccionemos veremos en tiempo real la compresión realizada y una comparativa de la imagen real y la imagen resultante.

Otra de las características de Compressor.io es que después de realizar la compresión nos da la posibilidad de descargar la imagen o de guardarla directamente en nuestra cuenta de Dropbox o de Google Drive.

 


 

Ahora ya sabes como rebajar el peso de las imágenes de tu web, así que piensa en tus usuarios, piensa en sus tarifas de datos, en los tiempos de carga de tu web y en el posicionamiento SEO de cara a Google.

 

Y como es costumbre acabo este artículo recordando que en caso de que necesites ayuda con tu web puedes ponerte en contacto conmigo haciendo uso del formulario de contacto e intentare ayudarte en todo lo posible.