El Gobierno chino ha decidido, tras un cambio de regulación, bloquear WhatsApp en todo el país.

Al parecer al Gobierno chino no le gusta demasiado el cifrado que usa WhatsApp en sus conversaciones, es demasiado seguro y por lo tanto no pueden acceder a las conversaciones de sus usuarios.

Por lo tanto las ISPs de China (siguiendo ordenes del Gobierno) han comenzado a bloquear el acceso a WhatsApp.

Este bloqueo está consiguiendo que la mayoría del pueblo chino vuelva a utilizar WeChat, un servicio de mensajería instantánea al que el Gobierno chino si tiene acceso y desde el cual puede “espiar” todas las conversaciones de su pueblo.

Esto es tan solo una muestra mas de la censura a la que somete China a su pueblo, y otro ataque a Facebook (los dueños de WhatsApp) ya que esta plataforma lleva ocho años bloqueada en el país asiático